Alberto advirtió sobre la dramática realidad climática del planeta | Medio Ambiente | El Diario de la República
Medio Ambiente | 17-06-2017 | 08:32 | 0

Alberto advirtió sobre la dramática realidad climática del planeta

Criticó el desequilibrio entre el progreso y el cuidado del medio ambiente. Explicó la realidad puntana y las soluciones en marcha.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
Clase. Alberto junto al vicerrector Guzmán. "Es irracional querer progresar a costa de cualquier cosa, sin respetar el medio ambiente. Argentina contamina", expresó. Foto: Alejandro Lorda

Lo positivo es ver a los jóvenes forestar en Guanacache. Es la foto de la esperanza. Lo negativo es que todo lo malo que vemos sobre nuestro planeta, es cierto", afirmó Alberto Rodríguez Saá y la contundencia de su frase generó algunos segundos de absoluto silencio para luego romperse en aplausos. Fue durante el cierre de la disertación "Nuestro compromiso con el medio ambiente" que el Gobernador de San Luis ofreció ayer en la Universidad Católica de Cuyo.

La clase tuvo lugar en el aula 2 del edificio Juan Pablo II que colmaron alumnos, docentes, invitados especiales y funcionarios provinciales. La charla formó parte del ciclo de conferencias "La sociedad en busca de referentes" que desarrolla la entidad educativa.

Tras la bienvenida del vicerrector, Alejandro Guzmán, Alberto reveló que hace un par de días sintió una gran satisfacción al ver fotos y videos sobre la labor de chicos y chicas sanluiseñas forestando las Lagunas de Guanacache, una iniciativa de la Secretaría de la Juventud. "Fue hermoso para mí ver imágenes de chicos de las escuelas 'Paula Domínguez de Bazán', 'Puertas del Sol' y 'Rosenda Quiroga'. Trabajaron durante dos días plantando especies como el algarrobo, el aguaribay, espinillos. Cuatro mil especies en total. Algo maravilloso. Es una postal esperanzadora", reveló.

Más tarde comparó la realidad medio ambiental mundial con el malogrado barco Titanic y evocó que las clases menores fueron las que peor la pasaron en el hundimiento de la nave.

Rodríguez Saá reflejó que, entre los males climáticos que padece el plantea, siempre los más perjudicados son los más humildes.

"Es irracional que la sociedad progrese a costa de cualquier cosa. La Iglesia, con sus encíclicas, acepta los desafíos de los nuevos tiempos y remarcan lo que pasa en el planeta. El Papa Francisco llama a la Tierra 'la casa común, nuestra casa'. Es una frase muy acertada. Porque es el único lugar que tenemos para habitar. Hoy los problemas de la contaminación, los desechos industriales, la basura y el calentamiento global generan un combo explosivo para nuestro planeta. Hay una exageradísima emisión de gases de efecto invernadero que genera la suba de temperatura y ese calor provoca las lluvias incontrolables y los fenómenos climáticos que hoy vemos. Argentina no está exenta a esto y también es responsable. Todo el transporte, todas las mercancías argentinas se transportan por una vía que es totalmente contaminante. No somos inocentes", expresó Alberto.

En otro momento de su charla, el mandatario explicó los preocupantes resultados de las proyecciones futuras. Los especialistas pensaban que podían proyectar soluciones a largo plazo. Pero no. Se piensa a un tramo menor por los males actuales, proyectan a 2040 y hay mucha preocupación", contó.

"Las cumbres climáticas fracasan porque no hay un acuerdo, no ceden sus posturas los que defienden el progreso como sea y los ambientalistas. La salida es buscar el equilibrio entre progreso y medio ambiente. En San Luis promovimos y tenemos una ley sobre este tema. Un trabajo que valoró hasta el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore. Junto a él nos sentamos en una cumbre climática en Copenhague. Un encuentro que fracasó porque las posturas están enfrentadas y siguen así", sostuvo.

Sobre el cierre de la disertación, Alberto hizo hincapié en los problemas actuales de San Luis. "Tenemos varios temas en la agenda y trabajamos sobre ellos. Ahora combatimos para recuperar el desequilibrio actual en la Cuenca del Morro. Primero brotó el Río Nuevo y estábamos contentos pero fue el anuncio del problema de las napas de agua de la zona. Y, como en el Titanic, el desplazamiento de esas aguas afectó a un barrio humilde de Villa Mercedes. Ya sacamos el agua de esa barriada. Pero buscamos resolver el drama de la Cuenca. Queremos plantar setecientos mil árboles. Ya comenzamos, pero profundizaremos esa labor hasta resolver el problema", explicó.  

¿Te gustó la nota?

Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar

MAS LEIDAS